Agencias / Foto: Cortesía

Dianela Parra, presienta del Colegio de Médicos del estado Zulia, informó a través de un audio que envió a sus colegas informó que el gremio contabiliza cinco galenos muertos por contagio de COVID-19. 

“La situación nuestra en el Zulia es verdaderamente alarmante. Nosotros tenemos registrados cinco colegas que han fallecido en el servicio por contagio y tenemos cuatro en la Unidad de Cuidados Intensivos”, detalla Parra en un audio que envió a sus colegas del gremio de la salud el pasado viernes 26 de junio.

Según el registro que lleva, hay 47 médicos contagiados por COVID-19, los cuales “unos están en hoteles y otros están en sus casas”.

La gremialista cuestiona la cantidad pacientes muertos confirmadas por Estado venezolano. “Cómo es que Venezuela tiene esa cifra de muerte tan baja y nosotros, solamente los médicos, tenemos cinco en una semana”.

Hasta este 27 de junio, según los registros oficiales, hay 41 fallecidos en el país por COVID-19 y en esa estadística no están los cinco médicos de los que tiene registro el gremio de la salud, reseña El Pitazo. 

“Hay un subregistro importante criminal. Alguien tendrá que responder por eso alguna vez en la vida”, apunta la presidenta del Colegio de Médico. 

Parra, que también es diputada de la Asamblea Nacional, reclamó que los médicos trabajen con riesgos. “No es posible que los médicos estén trabajando sin protección personal en el 80 y yo diría 90 por ciento de los hospitales y ambulatorios urbanos y rurales”.

Aseguró que solo les dan una mascarilla para las guardias de 24 horas, en algunos casos. “En otros tienen que llevar ellos mismos las mascarillas. No tienen protección en términos de alcohol, de gel, de agua, de salas sanitarias, de salas de descanso y lo que se refiere a la atención del paciente ya con las complicaciones apenas hay siete camas operativas en la UCI del Hospital Universitario”.

Parra reclamó que necesitan equipos de respiración mecánica y que se habiliten Unidades de Cuidados Intensivos. “Necesitamos garantizar el agua dentro de los servicios, necesitamos hidratación y alimentos para el personal, necesitamos salas de descanso, necesitamos antibióticos, necesitamos todos los requisitos que deben cumplirse para el protocolo para garantizar la confirmación de la enfermedad: las pruebas rápidas, y la prueba PCR”.

Denunció que desde hace dos años el laboratorio del Hospital Universitario de Maracaibo, que es centinela, está cerrado. “No sé si lo habrán habilitado en estos días para por lo menos hacer una hematología. Ninguno de los hospitales tiene servicios de imágenes de última generación, si acaso pueden hacer es una placa de tórax”.

La presidenta del Colegio de Médicos indicó que se siente impotente porque no tiene más nada que hacer. Explicó que se ha dirigido a los organismos regionales y nacionales y la situación no ha mejorado. “Estamos en una catástrofe y requerimos ayuda porque de otra manera este foco va a seguir creciendo y todos tendremos y estaremos condenados a llegar a ese destino”.

Comparte esta noticia