José Manuel Sánchez /  Foto: Cortesía

La caminata de la Fundación de Amigos de la Mujer con Cáncer de Mama (Famac) ya inició, en otras partes del mundo, y a pesar que de solo falta horas para que arranque oficialmente en Venezuela, específicamente en Maracaibo, los interesados ​​no paran de inscribirse.

“A pesar de lo novedoso y del rechazo que puede generar para algunas personas esto de las redes sociales cumplimos con la meta y te puedo decir que aún se están enviando planillas”, indicó a Portal de Noticias Betty Fajardo, vicepresidenta de Famac.

Esta globalización de la conocida #marearosa, aunque sobrevenida del contexto de la pandemia del COVID-19, ya demostró que es un rotundo éxito en las diferentes latitudes del mundo. 

“Ya tenemos caminantes en lugares como Australia o Roma”, Dijo Fajardo, quien explicado que la idea es que la gente luego de concretar la inscripción y recibir su respectivo número, debe grabarse o fotografiarse, etiquetar y mencionar a la fundación en sus redes sociales y de esta manera hacer honor al lema de este año: ¡Conectados sin Frontera!

Para el viernes unas cinco mil inscripciones fueron contabilizadas por la organización sin fines de lucro que este año celebra sus 20 años que igual serán celebrados por todo lo alto, pero siempre bajo las normas de bioseguridad y prevención para evitar la expansión del COVID-19.  

"La persona puede caminar sola o acompañada con alguien de su confianza en su espacio personal o dónde camina normalmente para evitar el contagio", agregó la segunda al mando de la directiva de Famac.  

A punto de caramelo rosa 

Ya de vuelta en la capital del estado Zulia los preparativos para la XX caminata están casi listo. Detrás de este esfuerzo con alcance global hay cerca de 25 personas de lo cual destaca la juventud, según afirmó Fajardo a este medio digital. 

Este año la caminata igual contará con tarima, solo que será virtual y las presentaciones están listas, igual que el team rosa y Mélida Plata, presidenta de Famac, quien este año acompañará desde EEUU la actividad debido a la pandemia. 

La receptividad del este evento mantiene su firmeza 20 años después de que partiera por primera vez ya pesar del contexto que vive el mundo por el coronavirus y una muestra de ellos es que el patrocinio confirma su compromiso para combatir la segunda causa de muerte más común las mujeres en América Latina y el Caribe. 

“Más de 30 restaurantes en la ciudad se unieron para sacar un plato cuyo motivo es el mes rosa. Lo recaudado será donando a la fundación ”, aseguró la vicepresidenta de Famac.  

La actualidad vs la nueva normalidad 

La labor de Famac está bien definida en su nombre y como tal sus puertas, aunque este momento sean virtuales, siguen abierta para ayudar a las mujeres que llegan en busca de una mano que lo guíe para prevenir o luchar contra una enfermedad que según estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) mata a casi 100 mujeres al año solo en América.

Este año la lucha es doble porque ocurre en el marco del COVID-19 que mantiene a casi toda la población mundial confinada. En este momento Venezuela vive esa y atraviesa de por lo que llaman la nueva normalidad, pero eso no impide que el cáncer de mama aparezca. 

“Solo desde marzo de este año hemos ayudado a 400 mujeres. (...) Muchas de ellas vienen de la clase media ”, detalló Fajardo, quien explica que tras la fundación transfiere al sitio dónde efectuarán la prueba, examen o diagnóstico. 

Solo una ecomamografía puede costar unos 100 dólares, mientras que una radioterapia para una mujer con cáncer de mama ronda los mil 800 dólares y que de paso no están disponibles en el sistema de salud público. 

Fajardo llamó a la calma y a no tener miedo, aunque recalcó la necesidad de mantener las medidas de bioseguridad porque en la mayoría de los sitios donde hacen este tipo exámenes no hay pacientes de COVID-19. 

“En América más de 462 mil mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama. En América Latina y el Caribe el porcentaje mayor de muertes por cáncer de mama ocurre en mujeres menores de 65 años (56%). El diagnóstico precoz junto con los avances en el tratamiento ha resultado en una mayor supervivencia. Sin embargo, muchos países de América Latina y el Caribe continúan teniendo un acceso limitado a estas intervenciones ”, específica la OPS en su sitio web.

La directiva de Famac certificó que las mujeres que ayuda Famac recibieron sus medicamentos y hasta tratamiento odontológico, además de hasta la fecha no reportan ni un solo caso de COVID-19.

Redes

Canal de Youtube: FundacionFamac

Instagram: @fundacionfamac

Comparte esta noticia