Agencia

El barrio de Inver Grove Heights, en Minnesota, Estados Unidos, se ha hecho famosa en todo el mundo. La razón tiene que ver con uno de sus habitantes, una ardilla que se ha convertido en el último fenómeno viral de la red. ¿Por qué? Porque fue grabada por unos vecinos de la zona en aparente estado de embriaguez, lo que ha desatado las risas no sólo en el país norteamericano; también, en el resto del mundo.

En el vídeo, grabado por Katy Morlok, se observa al pequeño roedor obnubilado, con grandes dificultades para mantener el equilibrio, casi moviéndose a cámara lenta, lo que provocó la risa de Morlok, que quiso compartir aquellas imágenes a través de las redes sociales con el resto del mundo. En realidad, la ardilla no estaba borracha, y todo tiene que ver con las peras que segundos antes se había comido.

Según contó la propia autora de las imágenes, dejó un cuenco con la fruta en los alrededores de un parque porque esta había madurado demasiado. Por esa zona siempre corretean estos animales. Evidentemente, uno de ellos, la protagonista de esta divertida historia, se acercó y empezó a devorar con avidez aquel manjar que provocó en ella un efecto que seguro no se esperaba.

Pero ¿por qué actuó la ardilla como si estuviera ebria momentos después de comerse las peras? Como hemos dicho, la fruta estuvo varios días madurando, lo que llevó finalmente a su fermentación. Los azúcares que desprenden en este proceso fue lo que provocaron en el roedor una sensación parecida a la que sentimos los humanos cuando nos emborrachamos.

"No era mi intención que pasara eso, así que salí y recogí todas las peras", contó Morlok en una entrevista concedida al canal Fox 9, cadena estadounidense donde además ha asegurado que el animal se recuperó pasado un rato y, según sus declaraciones, ya presentaba un buen aspecto. "Fue un accidente con final feliz", aseguró Morlok, cuyo vídeo no ha tardado en difundirse como la pólvora en las últimas horas.

Comparte esta noticia