Agencia

Es muy común que con el cambio de estaciones lleguen las molestas alergias, así que te mostraremos cómo puedes combatirlas consumiendo vitamina C.

La vitamina C ayuda a combatir las alergias gracias a que es un poderoso antihistamínico y antialérgico natural. Esto hace que mejoren los síntomas y que, con el tiempo, disminuyan las ocurrencias de episodios futuros.

Atender las alergias es muy importante, ya que pueden asociarse a afecciones más graves como la sinusitis o el asma. No son su origen, pero sí complican el desarrollo de estos trastornos.

Es de resaltar que las más comunes son las alergias estacionales, las que se producen por factores externos como acumulación de polvo, pelos de las mascotas, humedad o altas concentraciones de polen. En su mayoría, son producidas por los cambios de temporadas, lo que trae aparejadas modificaciones del medio ambiente.

¿Qué es la vitamina C?

Las vitaminas son de gran importancia para el adecuado funcionamiento del cuerpo. En particular, la vitamina C o ácido ascórbico es clave para la salud de la piel, los huesos y el tejido conectivo.

También tiene propiedades antioxidantes que promueven la regeneración de los tejidos y una cicatrización adecuada. Además, es fundamental en la producción de colágeno, así como mejora la absorción de minerales como el hierro.

Estas funciones en el metabolismo suceden cuando los niveles del nutriente son los adecuados. El estímulo en la reparación de lesiones se explica por su efecto en los fibroblastos. Estas son las células que fabrican colágeno, la proteína mayoritoria del cuerpo y la que sostiene la turgencia de la piel. Junto a la capacidad antioxidante se ha asociado el ácido ascórbico a un efecto de enlentecimiento del envejecimiento.

Así que su consumo no solo permitirá combatir las alergias, sino que mantendrá sano y fuerte todo el organismo. El efecto nutricional general de la sustancia tiene implicancias en el sistema inmune que repercuten en la acción de los glóbulos blancos, implicados en los mecanismos de reactividad frente a los alérgenos.

La vitamina C ha sido estudiada con el fin de determinar su incidencia en las alergias, demostrando que refuerza el sistema inmune de las personas durante episodios alérgicos de rinitis. Es decir, es un adyuvante en los tratamientos que se aplican para este trastorno.

Comparte esta noticia