Agencia

El partido que debían jugar este lunes los New Orleans Pelicans y los Dallas Mavericks, y el previsto para este martes entre los Chicago Bulls y los Boston Celtics han sido cancelado por la NBA debido a problemas derivados con la expansión del covid-19.

El anuncio sucede apenas un día después de cancelarse el partido que iban a jugar en Boston los Celtics y Miami Heat.

Para el partido de esta noche, los Mavericks han perdido a ocho jugadores para enfrentar a los Pelicans.

El equipo tenía ya el domingo a cuatro jugadores en la lista del protocolo covid-19. La incorporación más reciente fue el ala-pívot alemán Maxi Kleber, quien dio positivo.

Los titulares, el alero Josh Richardson, y el ala-pívot Dorian Finney-Smith, junto al base reserva Jalen Brunson ya habían sido descartados y no jugaron los dos últimos partidos disputados por los Mavericks contra los Nuggets y el Orlando Magic, con sendas victorias para el equipo de Dallas.

El incremento de los casos de contagio o contactos con personas que han dado positivo al covid-19 fue lo que forzó a la NBA a aplicar los protocolos de seguridad y salud que obligan a la cancelación.

En todas ellas se ha debido a que alguno de los equipos no cuenta con el mínimo de ocho jugadores disponibles para que se pueda disputar un partido en la NBA.

La dos nuevas cancelaciones elevan a cuatro los partidos que no se han podido disputar por causa del COVID-19 después que el pasado 23 de diciembre los Rockets de Houston y los Thunder de Oklahoma City ya no pudieron jugar el que iba a ser el inaugural de la nueva temporada para ambos equipos.

Comparte esta noticia