Agencia

Cientos de manifestantes tomaron este sábado, 21 de noviembre, el Congreso de Guatemala y prendieron fuego a varias oficinas hasta ser desalojados por fuerzas de seguridad y cuerpos de bomberos, que apagaron el incendio.

Los manifestantes, en su mayoría encapuchados, rompieron la puerta de ingreso al Parlamento y también las ventanas, lanzando antorchas al interior y avanzando para destruir las instalaciones.

Los diputados no se encontraban en el hemiciclo y al momento no han divulgado datos sobre heridos o fallecidos dentro del Congreso, ubicado en el centro de la Ciudad de Guatemala.

Los manifestantes fueron desalojados con el paso de los minutos mediante lanzamiento de bombas lacrimógenas por parte de la Policía Nacional Civil, obligándolos a dispersarse y evacuando la calle.

La apatía en contra de Giammattei y el Congreso se originó después de la aprobación del presupuesto el pasado miércoles, de madrugada, y sin que los 160 diputados tuvieran acceso al mismo.

El vicepresidente  Guillermo Castillo pidió este viernes al presidente, Alejandro Giammattei, que renuncien ambos con el fin de poder "oxigenar" a la nación centroamericana porque "las cosas en el país no están bien".

La toma del Congreso por unos minutos tuvo lugar en medio de una manifestación pactada para este sábado por artistas, colectivos y docenas de entidades, con el objetivo de rechazar el presupuesto de ingresos y egresos del Estado para 2021, aprobado por el Parlamento, en su mayoría oficialista y presentado por el Gobierno de Alejandro Giammattei.

Comparte esta noticia