Agencias / Fotos: Cortesía

El presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló durante la rueda de prensa de este miércoles, que "pedirle a la gente que se quede en casa y restringir los movimientos de la población es fundamental para evitar mayor tensión en el sistema sanitario". Aunque añadió que esta medida solo ayuda y que, por si sola, no provocará que la epidemia remita.

Adhanom celebró la decisión de posponer los Juegos de Tokio de 2020 anunciada ayer por el Comité Olímpico y el gobierno japones. Una decisión que calificó de "difícil, pero sabia" y envió un mensaje de agradecimiento por el sacrificio que hacen para "proteger la salud de los atletas y todos los demás trabajadores".

El directivo de la OMS llamó de nuevo a la solidaridad entre los países para combatir al virus y aseguró que es necesario ampliar el número de profesionales sanitarios para poder atender a todos los enfermos. Además, recordó la importancia de detectar nuevos casos con el objetivo de que el virus no se propague con mayor rapidez y el establecimiento de protocolos para aislar lo antes posible a las personas con síntomas, RTVE.

La OMS también incidió la importancia de realizar pruebas a los ciudadanos para frenar la propagación y promover el equipamiento de instalaciones destinadas únicamente para tratar a enfermos por coronavirus. 

El presidente de la OMS también quiso sumarse al mensaje del pasado martes de António Guterres, secretario General de la ONU, en el que pedía un "alto el fuego mundial", señaló Adhanom, quien añadió que "todos nos enfrentamos a una amenaza común y la única forma de vencer es unidos".

Además, el organismo indicó en que el objetivo de conseguir terminar con la pandemia se ha convertido en un reto mundial, donde es muy importante la gestión de los gobiernos en el control del virus y ha señalado que lo importante es las medidas que se estén tomando ahora. 

China en el punto de mira

La estricta cuarentena de Wuhan terminará el próximo 8 de abril Mientras tanto la OMS pone la mirada en la evolución de China para conocer cómo se puede comportar la epidemia en otros países, donde ya se producen más casos importados de coronavirus que contagios locales. En este punto, la OMS insta a los países que no están tomando medidas restrictivas entre sus ciudadanos al cierre de colegios o la prohibición de actividades que impliquen un alto número de personas en un mismo lugar con el objetivo de "no actuar demasiado tarde". 

Otro de los puntos que preocupa a la OMS es la propagación del coronavirus en los países más podres como África. En este sentido Adhanom ha llamado a la solidaridad del resto del mundo para poder controlar la epidemia en los lugares con menos recursos, donde también puedan dotarse de pruebas y material necesario para controlar la pandemia. El presidente de la OMS envió un mensaje de agradecimiento a todas las organizaciones solidarias que hacen lo posible por ayudar a los países más desfavorecidos en estos momentos.

Comparte esta noticia