El Ministro de Relaciones Exteriores, Augusto Santos Silva, no encuentra “sentido” en las acusaciones hechas por el Gobierno venezolano contra Portugal y la aerolínea portuguesa TAP después de que se hizo público que el tío de Juan Guaidó, Juan José Márquez, fue arrestado al llegar a Caracas el martes pasado por supuestamente transportar material peligroso identificado como “explosivo sintético C4”.

El vuelo con Guaidó y su tío a bordo que llegó a la capital venezolana era propiedad de TAP, lo que llevó a Diosdado Cabello a criticar a la aerolínea portuguesa, acusandola de haber ayudado a la entrada de explosivos en el país, y al embajador portugués en Caracas, reseñó el medio portugués tsf.pt.

“Tengo noticias: un hombre fue arrestado, que transportaba material muy peligroso dentro del avión”, agregó el político, durante un programa transmitido en la televisión estatal venezolana el martes por la noche.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, agregó que Juan José Márquez “violó las reglas de la Aeronáutica Civil y entró con un chaleco antibalas, prohibido” en el país.

Cabello, indicó que el tío de Juan Guaidó “llevaba linternas tácticas, que contenían químicos explosivos dentro del compartimiento de la batería, presumiblemente explosivo sintético C4 “.

Asimismo, mostró en la televisión estatal, fotografías de los presuntos explosivos y algunas cápsulas de perfume que, en lugar de fragancias, también llevarían C4. “La aerolínea (…) no son santos. ¿Cómo se llama? TAP. No son santos”, dijo el político venezolano.

Según Cabello, tampoco había referencias a Juan Guaidó en la lista de pasajeros. “Los portugueses piensan que somos idiotas”.

En respuesta a las acusaciones contra el Gobierno portugués, de que hubo alguna “acción u omisión”, el Ministro de Asuntos Exteriores refuerza que esto “no tiene sentido”. Para el jefe de la Diplomacia portuguesa, el arresto del tío de Juan Guaidó, acusado de terrorismo, es un “intento de intimidar” al parlamentario venezolano.

“La posición de Portugal y la UE es simple: la situación muy grave en Venezuela, que afecta a casi un millón de venezolanos, también con nacionalidad europea, no puede resolverse mediante intimidación y arrestos arbitrarios”, concluye.

El martes, el diputado opositor venezolano Juan Guaidó denunció la desaparición, el mismo día, del tío Juan José Márquez, luego de ser interceptado por las autoridades aduaneras, a su llegada a Caracas, al final de una visita internacional de 23 días.

Comparte esta noticia