Agencia

La cantidad de personas que tienen coronavirus en la ciudad china de Hubei aumentó prácticamente en un tercio en un día, luego de que autoridades médicas informaran el jueves (hora local) que habían expandido su definición de la enfermedad.

De esta manera, se considera que hay 14.840 casos, lo que lleva la cifra total de infectados a casi 60.000. De esos 14.840,13.332 pertenecen a la nueva categoría, lo que implica que, de no haberse ampliado la definición, se habrían reportado 1.508 nuevos casos. Además, se informó que 242 personas murieron durante el miércoles, llevando la cifra total de fallecidos a 1.352. Todas las muertes del miércoles tuvieron lugar en Hubei.

El anuncio llegó horas después que el principal asesor médico de China sobre el brote, Zhong Nanshan, dijera que el número de nuevos casos estaba disminuyendo en algunas provincias, y pronosticó que la epidemia alcanzaría su punto álgido este mes. “Espero que este brote o estos acontecimientos terminen en abril”, expresó.

No obstante, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, consideró que “es demasiado prematuro” para realizar esa aserción. Más allá de las estimaciones, la organización indicó el martes que hay “una posibilidad realista de parar” la propagación del coronavirus si se realizan inversiones de forma coordenada.

“Si invertimos ahora (...) tenemos una posibilidad realista de parar esta epidemia”, expresó Ghebreyesus en una conferencia de prensa. La organización no se ha expresado respecto del cambio en la definición de la enfermedad. Mientras tanto, un grupo de 400 científicos concluía hoy una reunión en la sede de la OMS en la ciudad suiza de ginebra con el objetivo de intensificar la lucha contra el coronavirus.

En paralelo, el Fondo Monetario Internacional se expresó sobre el posible impacto económico del coronavirus. Su directora gerente, Kristalina Georgieva, indicó que si bien todavía es pronto para realizar estimativos concretos, considera que este sería “suave”.

En una entrevista con la cadena CNBC, Georgieva dijo que la organización espera que la curva de la actividad se asemeje a una "V": es decir, que caiga fuertemente al principio, pero que luego se recupere con la misma intensidad. No obstante, advirtió el estado de la economía global no es tan robusto como en 2003, cuando el país enfrentó una epidemia similar, del virus SARS. “China era diferente, el mundo era diferente. Este virus tiene un impacto mayor y la economía mundial era muy fuerte entonces”, expresó.

Por su parte, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, vaticinó que el impacto será aún menor para la economía del país. “No hay dudas de que está teniendo un impacto significativo en China, pero no creo que se extienda más allá de este año”, dijo.

El nuevo coronavirus pasó ser identificado somo COVID-19 para que sea “fácil de pronunciar”, y sin que sea una referencia “estigmatizante” para un país o población en particular, subrayó Ghebreyesus. El director general de la OMS explicó que “co” significa “corona”, “vi” para “virus” y "d" para “enfermedad” (disease, en inglés). La cifra 19 alude al año en que apareció (2019).

Comparte esta noticia