Agencia

Un fiscal costarricense solicitó este jueves la condena máxima de 18 años de cárcel en contra del nicaragüense Bismarck Espinoza Martínez, quien fue acusado de matar a la turista venezolana Carla Stefaniak en un hotel de Escazú, Costa Rica, el 28 de noviembre de 2018.

El funcionario Ricky González dijo que el Ministerio Público no tiene "ni la más mínima duda de que fue Bismarck quien mató a la joven, ya que él montó una red de mentiras para encubrirse".

El acusador explicó que la mentira de Bismarck Espinoza sobre que la turista se fue en un carro misterioso "solo hizo que él mismo se pusiera como el principal sospechoso en la investigación".

Ataque sexual sería el motivo del asesinato de una turista venezolana

Además de las pruebas y testimonios presentados a lo largo del debate, el fiscal señaló que hubo un aspecto que, en su opinión, delató a Espinoza. Siempre fue considerado como un hombre muy amable y cortés hasta el día del crimen.

Los dueños de Villas Le Mas, en Escazú, declararon que todos amaban a Bismarck Espinoza; incluso en las reseñas del hotel otros huéspedes lo habían calificado "de una persona muy buena", aseguró González.

Ante esta situación, el fiscal dijo que para él no tiene sentido que si Espinoza era tan amable y cortés, por qué en su versión señaló que "Carla cargó todas sus maletas hasta el carro y él únicamente le abrió el portón, cuando se pensaría que, como todo un caballero, él mismo le ayudaría con eso".

El Ministerio Público de Costa Rica explicó que fue acusado por homicidio simple. No se encontraron pruebas de ensañamiento o de abuso sexual para recalificar el delito de homicidio calificado.

Comparte esta noticia